Cómo Cultivar Tomate Corazón de Buey

Compártelo con tus amig@s

cosecha tomate corazón de buey

El tomate corazón de buey conocido también como tomate corazón de toro recibe este nombre por la forma y el tamaño que alcanza, se pueden encontrar tomates corazón de buey con un peso que ronda muchas veces los 500 gramos, aunque lo normal es que pesen entre los 250-300 gramos.

Tiene una piel muy fina de color rojo intenso brillante, en su interior el color tiene tonalidades rosáceas. Su carne es deliciosa con muy pocas semillas con un sabor impresionantemente dulce, jugoso, excelente para tomarlo con un poco de sal y aceite de oliva virgen o como un ingrediente más de ricas y sabrosas ensaladas de verano.

Hay muchas personas que lo cultivan en su huerto para consumo propio por el excelente sabor que tiene el tomate corazón de buey que antes remarcábamos.

Su cultivo es muy sencillo y tu mismo puedes cultivar este magnífico tomate sin tener demasiados conocimientos en agricultura. La tomatera es de crecimiento indeterminado y muy productiva, al hablar de crecimiento indeterminado nos referimos a que no se sabe de antemano cuanto va a crecer, esto va a depender  de los cuidados  que le hagas y de cumplir con sus requerimientos de cultivo.

Es un tomate que se puede cultivar con facilidad en un huerto urbano; por ejemplo en mesas de cultivo junto a otras hortalizas como pimientos, lechugas, cebollas o rabanitos.

Requisitos de cultivo

Clima

A la planta del tomate corazón de buey igual que al resto de los tomates  le van los climas cálidos, necesita temperaturas altas para poder desarrollarse y crecer. Las heladas y el frío no le hacen ningún bien ya que si son muy severas pueden matar la planta o detener su crecimiento.

Iluminación

Hay que cultivarlo en una zona del huerto donde el Sol este presente durante todo el día, es muy exigente en cuanto a su necesidad de luz directa.

Si los vas a cultivar en un huerto en casa; una terraza, un balcón o un patio ten presente que tienen que estar orientados al sur para que reciba la máxima luz directa posible durante todo el día.

Suelo

Como todos los tomates la planta del corazón de buey es muy exigente en cuanto al tipo de suelo; requiere suelos muy fértiles, aireados, que sean profundos y que sean permeables.

Abonado

Es una tomatera voraz de nutrientes, requiere buenos abonados de fondo en la parcela antes de iniciar el cultivo con materia orgánica bien descompuesta (humus de lombriz, estiércol o compost)

Riego

La exigencia en agua también es alta, el tomate corazón de buey lo tienes que regar de forma regular, pero siempre tienes que evitar un posible encharcamiento debido a los excesos en el agua ya que demasiada humedad solo va a acarrear la aparición de hongos en el cultivo.

El mejor sistema de riego seria instalar un riego por goteo para suministrar el agua estrictamente necesaria y no mojar la parte verde de la tomatera.

El cultivo en recipientes

Puedes cultivar tomates corazón de buey en recipientes sin ningún problema siempre que estos puedan albergar una buena cantidad de sustrato, es aconsejable no realizar su cultivo en recipientes que no cuenten al menos con capacidad para 25 litros. La mejor opción son las mesas de cultivo ya que pueden contener mucho más volumen de sustrato que las macetas o jardineras.

Época de siembra

Las semillas las tienes que sembrar en semilleros protegidos del frío o en camas calientes durante los meses de Diciembre a Abril.

“Una cama caliente no es más ni menos que una estructura en la cual se generan las condiciones adecuadas para sembrar semillas y que estas puedan germinar durante los meses más fríos del invierno”

Si vives en un lugar cálido donde el invierno es corto a partir del mes de Marzo los semilleros ya los puedes preparar al aire libre.

En nuestra tienda Huerto Web puedes encontrar semillas de tomate corazón de buey  para sembrar en tu huerto.

Cómo preparar los semilleros

Es conveniente que utilices semilleros de tamaño medio y un buen sustrato para que las semillas encuentren las mejores condiciones para germinar. La preparación es muy sencilla:

  • Elige los semilleros y  llénalos con un sustrato rico en nutrientes.
  • Siembra de 2-3 semillas en cada alvéolo a una profundidad de 1 cm.
  • Riega bien pero con delicadeza con un pulverizador.

Luego tan solo hay que mantener el sustrato fresco regando cada dos días y esperar a que germinen las semillas lo cual ocurre a los 5-10 días desde la siembra.

Si germinan todas las semillas que hayas sembrado espera a que las plantas comiencen a crecer y luego realiza un aclareo dejando solo una planta por alvéolo.

Cuando se hace el trasplante

El trasplante lo tienes que realizar cuando las plantitas tienen 4 ó 5 hojas. Si has preparado los semilleros a primeros de año haz un repicado a otros recipientes más grandes que los semilleros como las macetas para que las plantas sigan creciendo hasta que la temperatura alcance en el exterior alrededor de los 18ºC, en este momento ya puedes hacer el trasplante a su lugar definitivo de cultivo sin miedo al frío ni las heladas. 

A partir de aquí solo tienes que realizar los cuidados necesarios para obtener una buena cosecha de tomates corazón de buey.

tomate corazón de buey

La recolección

Puedes comenzar a cosecharlos a partir de los tres meses desde el trasplante definitivo al huerto, aunque este tiempo dependerá un poco de tus gustos, a muchas personas les gusta recolectar los tomates antes de que estén maduros del todo para dejarlos madurar en el frigorífico o en la despensa.  Cuando los recojas utiliza siempre una tijera para no dañar la tomatera.

Atenciones y cuidados en el cultivo

Como todos los tomates el tomate corazón de buey también puede sufrir el ataque de plagas y enfermedades las más importantes son:

Plagas de insectos

Insectos tan  dañinos como los pulgones, las moscas blancas y las arañas rojas pueden causar grandes daños en su  cultivo. Estos insectos chupadores se alimentan de la savia de la planta debilitandola, además transmiten todo tipo de bacterias y patógenos que pueden hacer enfermar a la tomatera.

Enfermedades

Las más importantes tienen que ver con los hongos vegetales siendo los más agresivo en el caso del tomate los que provocan la enfermedad del mildiu.

Existen varias maneras de prevenir la aparición de plagas y enfermedades.

1.- Haciendo crecer tomateras robustas y sanas.

  • Utilizando fertilizantes y abonos orgánicos como humus de lombriz, vermicompost, compost o estiércol que provenga de animales que hayan sido criados de forma ecológica.
  • Asociando el cultivo con hortalizas compatibles con el tomate; como la cebolla, rábano, lechuga y albahaca.
  • No asociar nunca el cultivo de las tomateras con hortalizas que puedan competir con los tomates por los nutrientes lo cual tendrá como consecuencia que estas crezcan más débiles y sean más fáciles de atacar por las distintas plagas y enfermedades.
  • Poniendo en práctica desde el inicio del cultivo tratamientos reforzantes de la planta con cola de caballo y purín de ortiga.

2.- Facilitando la aparición en el huerto de depredadores naturales de insectos perjudiciales.

  • La siembra junto a los tomates y otras hortalizas de plantas aromáticas y flores va a propiciar la aparición de insectos beneficiosos para el huerto como las mariquitas y las mantis religiosas ambas son depredadores naturales de larvas de pulgón y otros insectos que provocan graves daños.

3.- Respectando la estructura del suelo del huerto.

  • Realizando rotaciones adecuadas y sembrando abonos verdes como trébol, habas, judías, guisantes y otras plantas en las parcelas que se vayan quedando vacías vas a mantener la estructura adecuada en el suelo sin agotarlo y van a poder crecer en el plantas sanas y vigorosas.

4.- No utilizando en ningún caso ningún agente químico para realizar el cultivo.

En definitiva vas a poder cultivar tomateras sanas y robustas poniendo en práctica técnicas de agricultura ecológica en tu huerto.

En todo caso si aparecen en tus cultivos de tomate corazón de buey estas plagas y enfermedades recurre siempre a tratamiento ecológicos para solventar el problema.

Riego

El riego es muy importante, los tomates corazón requieren mucha agua, pero más vale regar de forma frecuente y constante que regar pocas veces pero con mucha cantidad. Así evitaras los encharcamientos y los excesos de humedad que pueden provocar la aparición de hongos. Una manera de asegurar un buen riego es instalar un sistema de riego por goteo en el cultivo.

El tutorado o encañado

Al ser una planta de crecimiento indeterminado es preciso que tutores o encañes la tomatera, así se facilita su desarrollo, se evitan posibles problemas con enfermedades por falta de aireación en la planta y pudriciones.

La poda 

La poda también es necesaria que la realices, vas a conseguir haciéndola cosechas más abundantes y frutos más grandes. Puedes ver como se hace aqui.

Como puedes ver el cultivo de tomates corazón de buey no tiene ninguna complicación y tan solo se necesita prestar un poco de atención a la tomatera para que crezca de manera sana y vigorosa a la espera de que nos obsequie con una estupenda cosecha de ricos y sabrosos tomates.

Si te animas a sembrar tomates puedes elegir entre otras muchas variedades de tomate (muy sencillas de cultivar) para plantar en tu huerto junto a los tomates corazón de buey, te nombramos algunas.

Tomate cherry

El tomate cherry seguramente es la variedad de tomate más sencilla de cultivar de todas. La tomatera es de porte pequeño, semi-rastrera, con frutos realmente pequeños con forma redonda o alargado según la variedad, de color rojo intenso (aunque también existen cherrys con frutos de color amarillo, rojo-marrón y de color rojo-negro)

Es una buen opción para cultivar en pequeños huertos en casa en recipientes, ocupa muy poco espacio y requiere menos cuidados que otras tomateras. 

Tomate green zebra tigre

La tomatera del green zebra es de crecimiento indeterminado, robusta y fuerte, siendo muy productiva.

Esta variedad de tomate tiene un excelente sabor que lo hacen ideal para comer solo o en ensalada. Son de tamaño medio con unas características rayas rojas y verdes, en el interior el color es tirando a granate.

Tomate tres cantos

El tomate tres cantos es de crecimiento determinado (va a crecer unos 150-170 cms) Es muy productivo, produce unos tomates muy duros y redondeados, de buen tamaño (el peso oscila entre los 190-220 grs) y muy buen sabor.

Esta variedad es otra buena opción para cultivar tomates en casa utilizando recipientes, la tomatera no es demasiado grande y se adapta perfectamente a los huerto en casa.


Compártelo con tus amig@s

Un comentario en “Cómo Cultivar Tomate Corazón de Buey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *